Ni una pizca de fortuna…

Matías Clapier no pudo sumar en el arranque de temporada, pero no se rinde.

Matías Clapier inició el campeonato de Turismo Fiat Santafesino en Paraná, con un resultado negativo. El piloto jujeño tuvo pocos momentos donde pudo demostrar el gran nivel suyo y del auto, y en la final una rotura de motor lo obligó a abandonar.

Comenzando el viernes con pruebas comunitarias, hubo gran conformidad por el rendimiento del auto. El sábado Clapier tuvo muy buenos parciales en entrenamientos, pero en las dos tandas de clasificación aparecieron problemas. En la primera se cortó un tensor de una rueda, y en la segunda se abrió el capó. Así y todo quedó 23º.

En la serie del domingo, todo arrancó muy bien porque logró subir hasta el cuarto lugar, pero un despiste lo dejó retrasado hasta el noveno puesto donde arribó. La competencia final, con condiciones de pista húmeda, se tornó muy complicada, pero con paciencia Clapier largó bien y recuperó muchísimas posiciones pero en el cuarto giro, cuando ya había ganado quince lugares, el motor se rompió y se terminó todo.

“Tuvimos un fin de semana nefasto, arrancamos muy bien en entrenamientos quedando undécimos, pero en las clasificaciones tuvimos problemas con el auto. No pudimos redondear ni una vuelta”, aseguró oriundo de San Salvador de Jujuy.

Y continuó: “En la serie veníamos avanzando muy bien hasta el cuarto puesto, pero un error mío me relegó hacia atrás. En la final, largamos 25º y tuvimos un avance espectacular. Estábamos décimos pero el motor dijo basta”.

Finalmente, expresó: “Agradezco al Yiyo Competición, a todos los sponsors, a mi familia y estoy seguro de que tengo un auto de punta y queremos ser contundentes en la fecha que viene, y estar en los puestos que queremos”.

 

 

0
0
0
s2smodern